Enemigos de la productividad laboral

el

Actualmente vivimos en un mundo, donde las empresas tienen que moverse a un ritmo enérgico, situación que se deriva de la gran cantidad de competidores dispuestos a cubrir una misma necesidad, y a la demanda constante de productos innovadores y creativos.

Pero para poder cumplir con la demanda, las empresas necesitan mantener un ritmo de productividad alto, lo que inevitablemente se encuentra ligado con los trabajadores, y con los elementos que se convierten en enemigos de su desempeño.

Asimismo, si una empresa desea aumentar su productividad, no solo debe enfocarse en motivar y recompensar a sus empleados, también es vital que sepa reconocer a tiempo, los factores que dificultan el cumplimiento de objetivos, para que éstos no terminen por asentarse en el negocio; algunos de los más comunes son los siguientes:

  • Mala comunicación

Es uno de los factores más importantes, toda empresa debe mantener un flujo de información constante y estructurada, ya que así se evitan malos entendidos, que puedan retrasar el cumplimiento de actividades, o que éstas se realicen erróneamente.

Businessman with Ear Protectors Hold Help Sign between Screaming Businesswoman

  • Reuniones innecesarias

Muchas veces los lideres abusan de las reuniones, lo que en lugar de ayudarles a llevar un control de sus equipos, termina por aburrir a los empleados y retrasarlos; para evitar dicha situación, es recomendable que las reuniones sean planificadas, que toquen puntos importantes y que los trabajadores sean avisados en qué días se llevarán a cabo, para que ellos puedan medir sus tiempos y disminuyan los retrasos.

  • Distractores

Existen infinidad de distractores que pueden afectar la productividad de una empresa, desde los dispositivos móviles, hasta los ruidos o música a alto volumen, en esta situación, en lugar de querer controlar a los empleados, recomendamos que se expongan las razones de cómo afectan estos elementos a la empresa, y a partir de aquí, medir el grado de compromiso de cada trabajador.

giphy-20

  • Mala organización de actividades y tiempo

No cabe duda que, cuando se tiene una mala organización, tarde o temprano repercutirá en la productividad; para darle fin a esta situación, la empresa tendrá que realizar una estructura de actividades, incluyendo el factor tiempo; cuidando que no sean agotadoras para sus trabajadores, pero que puedan aprovechar al máximo sus capacidades.

  • Largas jornadas de trabajo

Muchas empresas tienen la idea errónea de que, más horas de trabajo significan mayor productividad, pero la realidad es completamente diferente. Un trabajador no debería realizar jornadas de más de ocho horas, ya que, el pasar largos periodos de tiempo trabajando, afecta el humor, la creatividad y la concentración, lo que al final termina por disminuir la calidad de su trabajo y dañar su desempeño.

escaquearse-del-trabajo

@38Consumer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s